Mi Cuenta  -  Newsletter
No estás conectado - Registrarse
e-Mail: 
Contraseña: 
¿Olvidaste tu contraseña?
Registrarse - Newsletter
 
  Buscar Usados   Buscar 0km  
 
         
  Segmento    
  Marca  
 
  Modelo  
 
   
 
  Buscar Usados   Buscar 0km  
 
         
  Segmento    
  Marca  
 
  Modelo  
 
   
 

Calendario

ver todos
KTM 1190 Adventure.
10.04.2013 Presentación
KTM 1190 Adventure. KTM 1190 Adventure. KTM 1190 Adventure. KTM 1190 Adventure.


Hay veces que la sombra de algunas novedades es tan alargada que no nos deja ver otras que son tan importantes e incluso más. Tengo que reconocer que esto es un poco lo que me ha pasado con la nueva 1190 Adventure de KTM, cuya llegada ha estado ciertamente eclipsada por la sombra de la también nueva BMW R 1200 GS. Bueno, sí es verdad que pude ver en vivo a la nueva maxitrail de Mattighofen en noviembre en el Salón de Milán y que antes de realizar esta prueba ya había escrito varias veces sobre ella, pero debo aceptar que no era muy consciente de lo buena y completa que podría llegar a ser esta KTM.


Si la comparamos con la 990 Adventure anterior, aunque por características generales como el motor bicilíndrico en V a 75º o el chasis multitubular de acero puede coincidir, por otro lado se pueden decir que las coincidencias son someras y que la 1190 Adventure es una novedad de esas que consideramos absolutas.


La última maxitrail austriaca, aunque comparte denominación con su antecesora, ha dejado claro que es más y mejor moto en todos los apartados. Con cerca de 200 cc más, ya en nuestro banco ha demostrado que el incremento en el rendimiento es más que ostensible. Aunque los 132 CV verificados se alejan de los 150 CV declarados, sí es cierto que la cifra que ha conseguido supera en 30 CV a la de su antecesora «990», cuya mejor curva en el banco, durante los seis años de existencia del modelo, arrojó 102 CV. Sí es verdad que el crecimiento en cuanto a cilindrada y rendimiento ha obligado a los técnicos de Mattighofen a reforzar y acrecentar muchos elementos de la nueva Adventure, lo que ha supuesto un «ligero» incremento en el peso. Según nuestra báscula, ha ganado seis kg. sin gasolina u ocho con el depósito lleno debido a la capacidad mayor de éste (23 litros), lo que supone que la cifra haya ascendido hasta 236 kg en orden de marcha. Aun así, la nueva 1190 Adventure se erige como la más ligera entre las maxitrail actuales y por muy poco no es la más potente (la Ducati Multistrada rinde 137 CV). De todos modos, su relación peso/potencia es la mejor de su segmento y esto ya nos da una idea de cuáles son las aspiraciones de esta austriaca.


Aunque es algo más corpulenta con respecto a su antecesora, a la vista la 1190 Adventure no es tan voluminosa como otras maxitrail. Estéticamente sigue sin ser especialmente llamativa, pero su diseño sigue las pautas habituales de KTM, con unas líneas en las que dominan los ángulos y las aristas, sobre las curvas o las redondeces. También hay que señalar que los dos silenciadores bajo el colín de la versión anterior se han sustituido por un silenciador único y más voluminoso ubicado en el lateral derecho. Con esto se ha buscado centralizar los pesos y mejorar el espacio destinado al acompañante.


Una vez admirada en parado, ahora toca pasar la pierna y ponernos a sus mandos. Las asas del pasajero, muy prácticas y ergonómicas para éste, no lo son tanto para el piloto. A la hora de sentarnos sobre su asiento debemos de «atacar» de lado para acceder correctamente. Y al descender también deberemos prestar atención si no queremos golpearnos en la zona de la espinilla. Pero bueno, esto puede ser una opinión un poco subjetiva, aunque es probable que se acreciente si tu estatura baja de 180 cm.


Motor


Ya estoy sobre su asiento y llega el momento de ponerla en marcha. Giro la llave, pulso el botón de arranque y enseguida comienza a rugir. Su sonido me resulta familiar. Mezcla tonos graves con con metálicos y enseguida me viene a la mente la RC8. No es extraño, pues el bicilíndrico de 1.195 cc tiene mucho que ver con el de la superbike. Lógicamente se ha trabajado en él para que la respuesta sea más contundente a bajo y medio régimen, y la potencia arriba es menor, aunque, como voy a poder comprobar después, el rango de utilización de este bicilíndrico es más amplio que el de otras maxitrail, llegando casi hasta las 10.000 rpm. El embrague se acciona con facilidad y la primera relación se engrana sin demasiado estruendo. Como es ya habitual en KTM, el recorrido de la palanca es reducido y el cambio funciona con rapidez y corrección.


Como es lo propio al iniciar una prueba, al principio circulo de manera sosegada, comprobando el tacto de los mandos y la respuesta del motor a bajo régimen. Las reacciones al acelerador apenas alcanzadas las 3.000 rpm son muy contundentes, pero cuanto más larga es la marcha, mayores son los traqueteos que se producen por debajo de 4.000 rpm. Luego sí es verdad que su forma de recuperar en sexta es increíble (solo 7,6 s de 60-140 km/h), pero la clave está en mantener el motor a regímenes intermedios para que el confort de marcha se torne sobresaliente. Además, la respuesta en todo momento es muy constante y llama la atención que no decae en ningún momento hasta superar las 9.000 rpm. Digamos que la «patada» es continua independientemente de la relación de cambio en la que circulemos, con una velocidad máxima que puede superar los 260 km/h en el velocímetro (243 km/h reales) y que puede hacer que nos cuestionemos si es excesiva para una maxitrail. Pero bueno, la verdad es que la Adventure transmite seguridad por todos sus poros y con el grado de concentración debido podemos disfrutar mucho de sus virtudes y de su elevado rendimiento.


Suspensiones


La 1190 Adventure va muy bien equipada en cuanto a suspensiones. Incluye componentes WP de calidad, destacando la horquilla invertida con barras de 48 mm y, como es lo más habitual de KTM, el amortiguador trasero carece de sistema progresivo. En ambos trenes incluye un sistema de regulación electrónico bautizado como EDS que actúa sobre los hidráulicos y los muelles, y que nos permite regular las suspensiones de acuerdo al tipo de conducción que deseemos practicar y también dependiendo de la carga. Los recorridos son generosos (190 mm en ambos ejes) y quizás a veces podemos sentir que el de la horquilla es un poco excesivo, pero entonces es cuando nos convendrá recordar que estamos a los mandos de una maxitrail y no de una superdeportiva. Bueno, también su posición de conducción erguida nos ayudará a mantenernos un poco más calmados y a disfrutar de largos paseos sosegados siempre que lo pretendamos. Y además, aunque la evolución hacia el asfalto de esta versión ha quedado muy patente, hay que recordar que todavía es posible realizar excursiones por pistas a los mandos de esta gran moto.


Chasis


Al moverla en parado su dirección se puede sentir algo pesada debido al amortiguador de dirección, pero este efecto desaparece en cuanto contamos con la ayuda del motor. Dar la vuelta en una carretera estrecha no representa mayores problemas y cuando apretamos el ritmo la agilidad y la rapidez de la dirección son increíbles. Y si a esto le añades el gran empuje del motor y la seguridad que transmite su parte ciclo, está claro que no deben existir muchas motos que puedan mantener un ritmo vivo con tanta facilidad como esta austriaca en carreteras reviradas.


Frenos


El equipo de frenos lo firma Brembo y destaca por incluir pinzas de anclaje radial y bomba igualmente radial en el tren delantero. Destacan por un buen tanto y por ser muy dosificables. A pesar de los componentes radiales, la respuesta no es excesivamente directa, algo que viene bien teniendo en cuenta que el recorrido de la horquilla es considerable y no es conveniente que la frenada sea muy brusca. Además, es la primera KTM que incluye un sistema de frenada combinada, aunque el reparto es acertado y resulta difícil de apreciar. También incorpora ABS desconectable.


Equipamiento y accesorios


Además, para ayudarnos a controlar cualquier situación podemos elegir entre cuatro modos de motor (Sport, Street, Rain y Offroad) y otros cuatro niveles de actuación del control de tracción (Sport, Street, Offroad y Off). También las suspensiones se pueden regular a golpe de botón dependiendo del nivel de carga y del tipo de conducción que deseemos practicar, y la frenada combinada se acompaña de ABS igualmente modulable (Street, Offroad y Off). La verdad es que hay mucho con lo que poder «jugar».


Conclusión


El precio de esta KTM es alto, pero pocas motos ofrecen tanto por tan poco (14.999 euros). Buen comportamiento, altas prestaciones y gran confort de marcha, unido a un equipamiento de serie completísimo, con mucha electrónica con la que poder hacer múltiples ajustes. La 1190 Adventure se acerca al concepto de moto total. Es una maxitrail muy deportiva.


Fuente: Motociclismo
¡Dejános tu comentario!
0 comentarios

Las más votadas del mes